Ir arriba

8 Claves para crear una newsletter efectiva

Hace seis meses te compraste un pijama en milpijamas.com. Hoy te llega un correo de esta tienda con asunto “Nueva colección de pijamas”. Cuando lo abres ves: una foto de las cutres de banco de imágenes con una persona llevando un pijama que no venden en esa tienda, dos fuentes que no tiene sentido combinar, precios superiores al que tú pagaste y ningún hipervínculo para ir fácilmente a la web. Borras el correo y sigues con tu vida.

La persona encargada de crear la newsletter de milpijamas.com ha pensado que, si la tienda ya cuenta con una clientela fiel, enviar un e-mail informativo no podía hacer ningún daño y solo ayudaría a que las ventas se incrementasen. El efecto ha sido el contrario. Ante una newsletter tan triste, antiguos compradores que quizás habrían decidido volver a la web a ver productos de la nueva colección han decidido no hacerlo debido a la presentación de la misma, la cual dejaba mucho que desear. 

Crear una newsletter que cumpla con su propósito puede, a priori, parecer una tarea sencilla pero no lo es en absoluto. Cualquier persona que navegue de forma asidua por internet, se haya registrado en alguna web o haya realizado compras, recibirá al día no menos de tres newsletters. Esta sobreexposición hace que el usuario pierda el interés rápidamente y muchos borran el correo sin ni siquiera abrirlo. 

En Tictag ya te contamos por qué debes tener una newsletter. Hoy vamos a darte algunos consejos para crees newsletters efectivas que ayuden a tu marca y tu negocio a seguir creciendo.

Cómo crear una buena newsletter.

1. No descuides el premensaje

Cuando tu newsletter llegue a la bandeja de entrada de un correo electrónico, lo primero que tu audiencia verá será el nombre del emisor del mensaje, el asunto de éste y la primera frase del cuerpo del mensaje. Estos tres elementos serán los que hagan al receptor decidir si va a abrir el correo electrónico o no.

Sé creativo pero no te vayas por las ramas. Utiliza en el asunto una frase corta que despierte la curiosidad del lector y le haga querer saber más.

Newsletter de la plataforma de banca online. Intentan promover la curiosidad implicando que en el mensaje, el lector encontrará algo que no espera.
Newsletter de la marca de ropa deportiva New Balance. Se intenta que el receptor del mensaje lo abra aludiendo a que le esperan descuentos exclusivos.

2. Recuerda tener cabeza (y pies)

Cuando tu audiencia abra el newsletter debe poder saber con un vistazo quién eres. Es tu deber que lo que tu público vea sea atractivo e informativo. El comienzo de la newsletter es la primera oportunidad para intentar crear una buena impresión y que el lector decida continuar el camino del mensaje.

El diseño del mensaje se beneficia si éste se encuentra enmarcado por un encabezado (header) y un pie (footer). Estos elementos aumentan la jerarquía visual y hacen que el mensaje se perciba dentro de unos márgenes concretos, aportando independencia de otras comunicaciones. En el header debes dejar claro quién eres, así que puedes insertar en él tanto el nombre como el logo de tu marca. En el footer es común insertar links a las distintas redes sociales de la marca o empresa, para así fomentar que el receptor del mensaje busque más información en estos canales.

No olvides añadir en el footer un link para que el receptor del e-mail pueda eliminar su suscripción de forma rápida y sencilla.

Como ejemplo te mostramos un header y un footer de una newsletter de la marca Tommy Hilfiger:

En este header aparecen el nombre de la marca y links a tres de las secciones más importantes de la web.
En el footer incluyen el número de socio y enlaces tanto al localizador de tiendas como a todos los perfiles que la marca tiene en distintas redes sociales.

3. Que no todo sea vender

No utilices tu newsletter tan solo como un catálogo de ventas. Si envías a tus suscriptores varios e-mails por semana en los que solo hablas de productos y precios tu audiencia se cansará pronto. No todo el mundo está siempre dispuesto a comprar y un bombardeo constante de ofertas solo producirá rechazo, haciendo que, al ver tus correos en sus bandejas de entrada, los eliminen sin interesarse por ellos. Si ofreces a tus suscriptores contenidos interesantes, relevantes o útiles, éstos unirán tu marca a algo más que un producto. Conseguirás que se interesen por tus comunicaciones y conseguirás una predisposición positiva hacia el producto que menciones en la newsletter (si decides hacerlo) y hacia tu marca.

La compañía Deciem cuenta con distintas marcas dedicadas a la cosmética. Una de estas marcas es The Ordinary. Esta marca apuesta por una cosmética con ingredientes de alta calidad a precios asequibles e intenta aportar honestidad en un mundo difícil de navegar con integridad como es el de la cosmética. Solo envían newsletters a sus suscriptores cuando presentan un nuevo producto o para ofrecerles informes relacionados con el cuidado de la piel. De esta forma se aseguran el no sobreexponer a su audiencia a contenido irrelevante y crean unas expectativas positivas a la recepción de estos e-mails.

Newsletter que The Ordinary envió a sus suscriptores para presentar la primera entrega de Skintellectual, una serie de estudios sobre el cuidado de la piel

4. Utiliza un diseño y copy limpios y sencillos

Una newsletter necesita un objetivo claro. Debes intentar expresarlo de una forma visualmente sencilla y con un texto no demasiado denso. Tiene que ser una pieza fácil de asumir y entender por la audiencia. Llenarlo de elementos visuales y copys (textos) muy largos solo hará que el receptor pierda interés.

Para conseguir un diseño visual limpio no temas usar espacios en blanco. Si dejas espacio entre imágenes y texto eliminarás la percepción de desorden y darás un respiro al lector. 

Como ya hemos mencionado en el punto anterior, es clave aportar contenido relevante en nuestra newsletter, pero esto no significa que tengamos que escribir mucho. Podemos dar a nuestro suscriptor información útil en dosis pequeñas o tan solo mostrar una parte del contenido y referir al público a nuestra web. 

5. No te líes con las tipografías

Elegir fuentes que se adapten a tu contenido no es algo sencillo. Es necesario que las fuentes utilizadas combinen entre sí y funcionen con el texto que estás creando, ya que solo así conseguirás los resultados estilísticos que deseas.

Utilizar fuentes que combinen aportará a tus creaciones legibilidad y un componente de estética y profesionalidad. Si no se utilizan las tipografías adecuadas el diseño se verá perjudicado. Un texto con demasiadas fuentes diferentes y/o que no combinan entre sí puede confundir al lector, mientras que textos con una sola tipografía no cuentan con los cambios de ritmo necesarios.

Para diseñar una newsletter elige dos tipografías. Si no sabes por dónde empezar te recomendamos las fuentes disponibles en Google Fonts, web en la que podrás descargar de forma gratuita cientos de tipografías. Para saber cómo utilizar las fuentes que encuentres en Google Fonts puedes utilizar la web FontPair, donde encontrarás montones de combinaciones con tipografías de distintas características.

Estas son algunas de nuestras combinaciones favoritas:

6. Cuida las imágenes

Ya que el texto que debes añadir va a ser poco, dependes del uso de las imágenes para expresar todo lo que no puedes decir con palabras.

No incluyas muchas imágenes ya que solo conseguirás confundir al lector y puede que tu correo, si es muy pesado, sea clasificado como spam. Elige pocas imágenes que tengan un gran impacto. Centra tu comunicación alrededor de fotografías o ilustraciones y de esta forma conseguirás la atención de tu público.

Si no tienes imágenes de calidad para tus newsletters no temas, internet tiene muchas opciones para ti. Una de las páginas más utilizadas para conseguir imágenes de calidad es Unsplash. Esta web cuenta con miles de imágenes de gran calidad aportadas por miembros de la comunidad que pueden ser utilizadas de forma totalmente gratuita. También puedes utilizar Canva, donde podrás crear todo tipo de recursos visuales de forma gratuita (aunque algunas herramientas están solo disponibles en su versión de pago).

Este es un ejemplo de newsletter de la tienda online (e inventada) Ice & Glass. La hemos creado con Canva y hemos conseguido la imagen en Unsplash. El propósito del e-mail es invitar a los suscriptores de la web a que visiten su apartado dedicado a recetas y, de paso, que compren lo necesario para elaborarlas. Utilizando una imagen impactante y un copy sencillo consiguen llamar la atención del receptor del mensaje.

7. No olvides el CTA

Cuando envías una newsletter quieres algo de tu audiencia. En términos generales buscas aumentar tus ventas pero, si concretamos un poco más, quieres aumentar el tráfico de tu web, conseguir suscriptores a tus redes sociales o registros en tu web de e-commerce. La newsletter que crees debe contar con un CTA efectivo. Como ya te contamos, el CTA o call to action es el elemento que anima al usuario a pasar a la acción, es decir, a hacer algo en concreto.

Si un usuario recibe tu newsletter ya ha habido un CTA que ha funcionado, pero siempre hay más objetivos que cumplir. ¿Quieres más seguidores en tu cuenta de Instagram? Incluye uno de tus posts. ¿Promocionas una nueva colección de productos? Añade un link directo. Los CTA suelen ser un botón con un hipervínculo, el cual, al utilizarlo, dirige al usuario hasta la web en la que realizar la acción. Utiliza CTAs sencillos y directos.

En este newsletter de Bimba y Lola el CTA no puede ser más claro: Comprar.

8. Piensa en los móviles

Es muy, muy probable que la newsletter que envíes a tu audiencia sea abierta desde un teléfono móvil. Hoy en día no solo han de optimizarse las páginas web, sino que es necesario crear teniendo siempre en mente la importancia del consumo de contenidos digitales en teléfonos móviles. Por ello, debes diseñar tu newsletter para que, si es leída en un móvil, el diseño no perjudique la experiencia.

El detalle más importante es que utilices una sola columna en tu diseño. Evita colocar imágenes por parejas o más de una línea de texto. De esta forma, la newsletter podrá ser leída de forma óptima tanto en móviles como en ordenadores y tablets.

En resumen:

🟢 El asunto es también parte del mensaje. Dedícale unos minutillos.

🟢Empieza diciendo quién eres y termina con links a tus redes sociales para que los suscriptores puedan darse de baja.

🟢 Una newsletter no es un anuncio. No la uses solo para vender.

🟢Diseña con Canva y busca imágenes en Unsplash. Elige tipografías de Google Font y combínalas con FontPair.

🟢Menos es más. No sobrecargues la newsletter de imágenes o texto. Deja espacios en blanco, utiliza pocas imágenes pero impactantes y ve al grano.

Encontrar la fórmula perfecta para crear una newsletter es un proceso de ensayo y error. Al principio necesitarás algo de A/B testing para comprobar el éxito de distintas versiones del mensaje o de alguno de sus componentes. También tendrás que estudiar las métricas sobre e-mails enviados, recibidos y abiertos, CTR y conversiones.

A base de tiempo y experiencia darás con la receta perfecta para crear newsletters que encajen con tu marca y consigan los objetivos marcados. Te lo aseguramos.

Author avatar
Sergio
Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario 🍪
Abrir chat