Ir arriba

Innovar en el modelo de negocio: ‘StartUp’

Si alguna vez te has planteado crear una ‘Startup’, o te lo estás pensando, en TicTag te contamos los riesgos, los errores más frecuentes y algunos consejos.

Todos los modelos de negocio nacen de una idea o del descubrimiento de una necesidad, aunque esta última cada vez es más difícil de encontrar. Hay que identificar y abordar los problemas que hay en el mercado.

Si algo tenemos claro, es que si vas crear un modelo de negocio, te recomendamos que no sigas el proceso tradicional porque requiere mucho de todo: tiempo, dinero y riesgo. Además, los resultados son lentos. Y, ¿cómo suele terminar este largo y costoso proceso? Efectivamente, en fracaso. 9 de cada 10 empresas acaban cerrando antes de su quinto año.

Te dejamos una lista creada por CB Insights, donde recoge las 10 causas principales por las que fracasan las StartUp.

Fuente: CB INSIGHTS 2019

El principal motivo de fracaso es que la razón de ser de las StartUp no cubre una necesidad de mercado, o directamente esta no existe. Pero cuando te das cuenta, quizás ya es tarde y has perdido demasiado tiempo, esfuerzo y dinero.

Este es el principal problema de los modelos de negocio tradicionales, puesto que no hay una validación del producto o servicio hasta que no llega el lanzamiento. Sobre este factor sobre el que queremos aconsejarte.  Y por eso te hablamos hoy del método Lean aplicado al modelo de negocio.

¿Qué es la metodología Lean?

La metodología Lean fue recogida por Eric Ries con su libro “El método Lean StartUp”. Este enfoque se puede adoptar tanto para el desarrollo de nuevos modelos de negocio, como para lanzar nuevos productos. Con la finalidad de que las empresas creen negocios y productos rentables teniendo pocos recursos: tiempo y dinero.

El proceso consiste en poner en marcha rápidamente el modelo de negocio para poder obtener datos y mejorarlo. Para ello, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Cuestionar todo. ¿Tiene sentido la idea de modelo de negocio? ¿El segmento escogido es el adecuado? ¿Soluciona su problema o necesidad? ¿Cuál va a ser mi fuente de ingresos? etc…
  2. Test A/B. Lean es agilidad, por ello hay que probar y validar rápidamente. Construir hipótesis, prototipos, medir y validar.
  3. Aprender. Si al final resulta que la mayoría de hipótesis fracasan, al menos el fracaso es barato. Es una forma de aprender mucho invirtiendo poco. Y repetir el proceso hasta que des con la fórmula acertada. No tengas miedo de equivocarte ni de ser demasiado arriesgado.
  4. Perfecciona. Conforme vayas aprendiendo y repitiendo, irás perfeccionando el modelo de negocio hasta llegar al idóneo.

¿Cómo puedo aplicarlo a mi modelo de negocio?

Para implementar este método, es necesario empezar dando respuesta a 3 cuestiones:

  • ¿Existe un problema/necesidad a resolver?
  • ¿Existe una propuesta de valor?
  • ¿Te elegirán frente a la competencia?

Si respondes afirmativamente, es probable que exista una oportunidad de negocio.

En segundo lugar construye hipótesis. Algunas ideas de hipótesis que puedes plantear:

  • Hipótesis sobre los clientes: ¿quiénes son? ¿qué necesidad tienen? ¿Quién será el usuario? ¿Cuándo lo utilizará?
  • Hipótesis del problema: ¿Qué problema vas a resolver? ¿Qué importancia le da el cliente a ese problema?
  • Hipótesis de producto/solución:
    • Resolveré las necesidades y problemas con…
    • Mi propuesta es diferente de la competencia porque…
    • Mi fuente de ingresos será…
    • Mi riesgo es….

Por último, valida. Aquí puedes hacer uso de la creatividad para medir si tu propuesta de negocio será un éxito o no. Puedes valerte de entrevistas, cuestionarios o ir más allá. Construir un prototipo y testear, a través de Storyboard, para explicar gráficamente en qué consiste tu idea. Crear una landing page para ver si genera interés etc.

También te proponemos herramientas como el lienzo Lean Canvas, para que visualices tu modelo de negocio. Se trata de la fusión del Canvas de modelo de negocio con el método Lean StartUp.

Si no lo has hecho nunca, no te preocupes. Te explicamos un poco qué hay que poner en cada apartado. Pero recuerda que en este canvas no hablamos de empresa, si no de los servicios que ofreces.

Segmento

Define quiénes van a ser tus clientes. Deberán ser aquellas personas que has detectado que tienen un problema o necesidad que tú vas a ser capaz de cubrir.

Problema

Intenta detectar al menos 3 problemas que tiene tu segmento de clientes relacionado con el que campo de acción en el que estás centrado. También puedes añadir las alternativas a las que están recurriendo los clientes.

Propuesta de Valor Única

Es la razón por la que el consumidor te escogerá a ti por encima de la competencia. Los beneficios diferenciales del producto o servicio que ofreces. Tu propuesta de valor debería ser definida con una frase breve.

Solución

Son las soluciones que ofreces a esos problemas detectados que habrás definido en el apartado anterior.

Canales

Los canales en este caso abarca todo el ciclo de compra de tu segmento. ¿En qué canales vas vender?¿Cómo te vas a comunicar con ellos? Ten en cuenta que son los canales que utilizan para informarse, comparar, comprar etc.

Flujo de Ingresos

Aquí debes definir muy bien cual va a ser tu estrategia para recibir ingresos.

Estructura de Costes

¿Qué te va a generar costes? En este cuadro, debes recoger todo aquello que te va a suponer un gasto a la hora de poner en marcha el negocio.

Métricas Clave

Necesitarás definir las métricas para medir los elementos clave que necesitarás y cómo lo harás, para más adelante tomar decisiones sobre la rentabilidad del negocio.

Ventaja Especial

La ventaja especial es aquello que te hace ser diferente a la competencia. Algo que es difícil de copiar o imitar, algo que te hace ser innovador y añade valor. Es el por qué te deberían escoger antes que a tus competidores.

¿Te atreves a desarrollar un modelo de negocio de éxito? ¡No olvides dejarnos tu comentario!

Author avatar
tictag

Publicar un comentario

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario 🍪